Desde que fue presentado, Waldorf Blofeld nos encanta. Su provisión de recursos para síntesis -entre los que destacan tres osciladores con numerosas formas de onda, tres LFOs untrarrápidos que alcanzan frecuencias audibles y cuatro generadores de envolvente- parece ser suficiente para abordar el diseño sonoro de patches en cualquier estilo. Además, en su interior residen numerosas piezas que casi podrían ser consideradas como un museo de la síntesis, entre ellas las tablas de ondas de hiperclásicos como Waldorf Wave. Lo mejor es que Waldorf Blofeld acepta wavetables de usuario, y si dispones de una versión ampliada con la expansión de memoria, hasta podrás cargar tus propios samples.

Si tienes una de estas minibestias del sonido, no te pierdas los patches que encontrarás en Stromeko. Allí hay bancos convertidos desde otros sintes de Waldorf, además de colecciones completas extraídas del repositorio de la marca alemana. Un recurso imprescindible, y no sólo para este modelo, sino también para Q, microQ, rackAttack, microWave…
http://synth.stromeko.net/Downloads.html#WaldorfSounds