Sintetiza tus sonidos de bombo para sacar el máximo a tus grooves

Siguiendo con los trucos de producción en la línea de nuestro post de gran éxito Patrones Naturales De Charles, Cómo Crearlos, abordaremos hoy un fantástico recurso para trabajar en todas esas variaciones posibles para los bombos en tus pistas de batería.

Una vez que has conseguido el groove e impreso tu sello personal a tus ritmos, es el momento de trabajar en las variaciones de volumen, tono y timbre -y el disparo de percusiones electrónicas desde un sintetizador (en oposición a un sampler) es casi ideal para esta tarea, ¡ya que los sintes son los reyes de la manipulación sonora!

Samples vs Sintetizadores

Cuando creamos un groove rítmico, el trabajo con samples de batería es casi un estándar en la práctica. La mayoría de los grandes secuenciadores o DAW posee su propio sampler de baterías -sólo tienes que soltar samples percusivos sobre él y estará listo para que programes tus patrones. A menudo, los samples utilizados son originarios de cajas de ritmo clásicas como las series Roland TR-X0X o las Boss DR-xxx. Pero, ¿alguna vez te has parado a pensar como esas máquinas crean sus sonidos? Pues así es, ¡sintetizándolos!

Es por eso que unos pocos afortunados propietarios de esas cajas de ritmo pueden hacer una serie de cosas muy interesantes, como jugar con el tono de un bombo sin afectar a su duración. Cuando utilizas un sample, si cambias el tono al que se reproduce también acaba sonando más rápido y acortando su duración. Puedes probar algún tipo de vudú de síntesis granular o FFT, pero seguramente acabarás ablandando los transitorios de tu sample -los transitorios de ataque suelen ser la parte más importante en la percusión.

La programación de percusión electrónica en tu sintetizador favorito te brindará un control independiente e individual de varios detalles: desde la envolvente de amplitud y el tono hasta el timbre, frecuencias, respuesta a la velocidad, y muchos parámetros más… Para empezar, nos centraremos en cómo programar un sonido de bombo con Native Instruments Massive. Las cajas y los charles llegarán en próximas entregas… ¡así que estad atentos!

Anatomía del bombo

El pequeño circuito electrónico dedicado a producir el sonido de bombo de Roland TR-909 es un ejemplo legendario de ingeniería en tecnología musical. En el panel de 909, la sección de bombo es tan simple que tan sólo ofrece cuatro knobs‘Tune’ (tono), ‘Level’ (nivel), ‘Attack’ (ataque) y ‘Decay’ (decaimiento).

El circuito consiste en un solo oscilador senoidal con una envolvente que controla su tono, y otra envolvente para definir su amplitud total. La envolvente de tono crea una especie de glissando al disparar el bombo -empezando en un tono alto que desciende rápidamente. Así que la parte transitoria de un bombo 909, ¡es simplemente una onda senoidal que desciende en su tono rápidamente!

La velocidad a la que ese tono cambia es controlada desde el potenciómetro ‘Attack’, mientras que ‘Tune’ controla en qué frecuencia debe acabar ese tono al ser disparado. Un ataque rápido suena brillante y delgado, mientras que uno lento es más grueso y enmudecido.

El control ‘Decay’ marca el tiempo que ha de seguir escuchándose el oscilador una vez alcanza su tono más bajo. Si el ‘Decay’ es largo, obtienes una nota de bombo redondo y grave después de su transitorio. Sin ninguna duda, ¡este control es el responsable de años de éxtasis musical y miles de quejas por el ruido!

Programa un bombo básico 909 en Massive

Lo primero de todo es disponer de un oscilador que genere una onda senoidal -así que elige ‘Sin-Square’ en la sección de tabla de ondas y mueve el control ‘Wt-Position’ a tope hacia la izquierda. Ahora, configuremos la envolvente de tono: asigna una de las envolventes al tono del oscilador elegido -pero no la envolvente principal, que por defecto en este caso es ‘Env 4’.

Fija la caída –‘Decay’– de esa envolvente abajo del todo, así todo el recorrido ocurrirá sobre el tono del oscilador. Pon a cero el tiempo de ‘Attack’ – ¡a no ser que quieras un bombo sonando del revés, que ascienda en su tono! Es mejor mantener el parámetro ‘Release’ también largo, así no tendrás que mantener pulsada la nota todo el rato mientras se reproduce el bombo.

Haz también ajustes similares sobre la envolvente general –‘4 Env’– ¡y ahí lo tienes! Un bombo básico de estilo TR-909. Juega con los controles de tono y su duración para dar forma y cuerpo a tu bombo. También puedes probar con varios ajustes de tono en la envolvente de modulación del oscilador -¡súbelo a tope si te gusta el acid house!

Ahora que ya tenemos un bombo básico, te darás cuenta de que hay innumerables trucos y ajustes que puedes hacer a tu sonido. Añade algo de ruido, aplica realimentación, pásalo por efectos de válvulas, o modula el tono con un LFO rápido mediante su sidechain interno -si quieres ensuciarte las manos con un diseño sonoro potente, las posibilidades son infinitas. Y por supuesto, ahora ya no tienes excusas para poner a tono tus bombos -¡tan sólo toca diferentes notas desde tu teclado!

Para empezar con tus experimentos en el diseño de baterías con Native Instruments Massive, echa un ojo a la colección de presets de batería Critical Mass – Massive Drum Presets Pack. También te vendrá bien revisar el catálogo completo de Presets para Massive creados por Mode Audio.

Este contenido se publica mediante licencia expresa del autor. El texto original en inglés “Massive Drum Design, Part 1: Kicks” está disponible en el blog Magazine de Mode Audio.