Se enviará la contraseña a tu correo electrónico.

Adéntrate en el críptico arte de la modulación con Native Instruments Massive…

En nuestro anterior tutorial sobre Native Instruments Massive te ofrecimos una introducción a la síntesis wavetable y a su implementación particular con este instrumento virtual.

Native Instruments Massive es un sintetizador software increíblemente versátil, capaz de reproducir sonidos en constante movimiento y variación de matices. Una de las razones por las que Massive desarrolla esta enorme variedad de evoluciones sónicas se encuentra bajo un puñado de fuentes de modulación, que son utilizadas para cualquier propósito, desde el más obvio al más extravagante.

Los LFOs están ahí fuera

Los Osciladores de Baja Frecuencia (LFO en inglés) son las fuentes de modulación más comunes que encontrarás en un sintetizador, pero los LFO de Native Instruments Massive cuentan con algunas características que los hacen muy especiales.

Todas las formas de onda habituales están disponibles (senoidal, diente de sierra, cuadrada y triangular), así como algunas otras más complejas, disponibles a través del menú desplegable de ‘selección de curva’ (refiriéndose a la forma de onda). Y lo mejor de todo ello, es poder mezclar entre sí dos formas de onda que elijas, creando una totalmente nueva.

Elije dos ondas, ajusta sus fases arrastrando desde la misma pantalla de la forma de onda, y ​​luego ajusta el control deslizante ‘XFade Curve’. Haciendo esto, conseguirás, por ejemplo, una forma sinusoidal irregular: 90% de seno, 10% ‘Ruido 1’. Continuará sonando rítmica (sobre todo si utilizas la opción ‘Sync’ bajo el control ‘Ratio’), ¡pero será menos predecible!

Finalmente, puedes lograr mucha más expresividad si empleas el parámetro ‘LFO Internal Envelope’. Utilízalo para controlar los parámetros ‘Ratio’, ‘Amp’ o ‘XFade Curve’ y comprobarás cómo das forma y evoluciona tu sonido en el tiempo y con cada nota que pulses.

Secuenciando por pasos

Si haces clic sobre la pestaña superior encima de ‘Internal Envelope’ accederás a otra clase de fuente de modulación, ‘Stepper’, es decir un modulador paso-a-paso que es una característica específica de Native Instruments Massive.

Funciona como una fuente de modulación parecida a un arpegiador. Pero no es un arpegiador al uso, ya que no crea nuevas notas cuando mantienes una tecla pulsada -a diferencia de éste, es posible usar ‘Stepper’ para modular casi cualquier parámetro.

Con un máximo de 16 pasos (ajustables para crear un bucle de entre 1 y 16 arrastrando sobre los números superiores), puedes crear secuencias rítmicas y entrecortadas o que fluyan. Un uso habitual del modulador ‘Stepper’ es controlar el tono (pitch) del oscilador. Y si quieres ajustarte más al tono o a una nota dada, tienes la opción ‘Snap to Grid’ en la parte superior, para ajustar los deslizadores de cada paso a la cuadrícula  -limitándolos a números enteros o semitonos en este caso.

‘Stepper’ no es un arpegiador al uso, pues no crea notas al mantener una tecla pulsada -puedes usarlo para modular casi cualquier parámetro…

Dos controles deslizantes están disponibles en el panel de ‘Stepper’, y se prestan a usarlos para agregar más detalles a nuestra secuencia. ‘Glide Mod’ te permite establecer una interpolación entre los pasos, por lo que si utilizamos ‘Stepper’ para controlar el tono de un oscilador, utilizando ‘Glide Mod’ recrearemos el clásico efecto de portamento entre notas. Al activar cualquiera de los pequeños rectángulos en la fila superior, debajo de cada paso, crearás este efecto de portamento justo entre la nota anterior y la que dicho triángulo haya activado.

El control deslizante ‘Amp Mod’ funciona de una manera similar: en este caso utiliza la fila inferior de rectángulos para activar el efecto de amplitud de modulación. Esto te permitirá un control más detallado sobre cada paso y definir la cantidad que afecta a éste, como si de un control principal de amplificador para cada paso se tratara. Es ideal para automatizar los valores dentro de cada bucle en nuestra secuencia de pasos, y no sólo a niveles globales como es el caso del control ‘Amp’.

Native Instruments Massive: crea tu ‘Performance’

El modo ‘Performer’ es como un híbrido entre el modo LFO y ‘Stepper’. Al igual que en el modo LFO, puedes optar por dos formas y controlar el balance entre ellas (usando el control deslizante ‘XFade Seq’ y activando los rectángulos correspondientes). También puedes ajustar los valores máximos en cada paso de la secuencia, deslizando arriba o abajo la forma elegida en cada paso.

Por defecto, al abrir el modo ‘Performer’ de Native Instruments Massive te encontrarás con la misma forma de onda para cada paso, aunque podrás elegir entre una amplia gama de diferentes formas. Si haces clic sobre el botón ‘Load Curve’ de la parte superior, accederás a un total de 16 formas de onda desde un menú situado a la izquierda. Selecciona la forma deseada y se cargará cuando hagas clic sobre el paso que elijas. De este modo, podrías crear dos ritmos diferentes en las filas superior e inferior, por ejemplo, y alternar entre ellos utilizando una onda cuadrada de LFO.

Envolventes, nunca son suficientes 

Los generadores de envolvente en Native Instruments Massive, señalizados en color azul en lugar del verde de las fuentes periódicas antes comentadas, dan forma a la modulación basándose en la pulsación de las notas. Junto a los familiares controles de ‘Attack’, ‘Decay’ y ‘Release’, se incluye un muy útil control ‘Delay’, que establece el tiempo que tardará en actuar la envolvente desde el momento en que disparas la nota. Mucho más innovadores, sin embargo, son los parámetros de ‘Sustain’ en las envolventes de Massive.

Usando los parámetros de ‘Sustain’ puedes conseguir que Native Instruments Massive varíe cualquier parámetro que estés modulando, mientras la envolvente se encuentra en la etapa de sostenimiento. Esto es ideal para crear extraños vibratos o efectos similares, que de otro modo sonarían planos y aburridos.

¡Encadena múltiples fuentes de modulación en Massive para crear patrones que podrían tardar horas en repetirse!

Cuando arrastras la casilla ‘Loop’ estableces las veces que se repetirá la etapa de ‘Sustain’ a la que has dado forma hasta alcanzar la etapa ‘Release’. También tienes la opción de repetición infinita, lo cual hace que la etapa ‘Sustain’ de Native Instruments Massive sea algo parecido a un LFO.

El control ‘S Loop’ determina el tiempo que el parámetro ‘Sustain’ durará, mientras que el control ‘Morph’ y sus menús desplegables te permitirán elegir entre diferentes formas de onda y la mezcla entre ambas, también susceptibles de ser moduladas a través de otras fuentes (LFO, ‘Stepper’ u otra envolvente).

En la parte superior izquierda del panel, encontrarás una pestaña desplegable con presets de envolventes básicas, así como una carpeta de usuario donde se guardan tus propias envolventes.

Modulación y complejidad masiva

La poderosa mecánica para encaminamiento de señales en Native Instruments Massive, hace posible que puedas combinar distintas fuentes de modulación para crear intrincados y complejos patrones modulados. Al emplear un LFO para controlar el parámetro ‘Ratio’ de la reproducción ‘Performer’, por ejemplo, tienes la posibilidad de crear presets totalmente caóticos, imprevisibles y aleatorios en proporciones inimaginables… ¡Encadena múltiples fuentes de modulación para crear patrones que podrían tardar horas en repetirse!

Abordaremos la potencia del MIDI combinada con Native Instruments Massive en nuestro próximo tutorial. Mientras tanto, si quieres ver y escuchar en acción todos los procesos de manipulación sonora que hemos descrito, dirígete de cabeza a la sección de presets para Massive creados por Mode Audio, y navega también por su catálogo, repleto de colecciones de sonidos.

Este contenido se publica mediante licencia expresa del autor. El texto original en inglés “Massive: Modulation Sources” está disponible en el blog Magazine de Mode Audio.