Roland Jupiter 8, Korg M1, Yamaha CS-80, Sequential Circuits Prophet-5… Sintes con la etiqueta de clásicos, sin importar su tecnología analógica o digital. Podríamos citar tantos nombres como estrellas hay en el cielo. Pero, ¿alguna vez te has preguntado cuántas unidades se fabricaron y vendieron de esos modelos «dorados»? Los números te sorprenderán…

La sencilla carga y ejecución de un softsinte parece ocultar una realidad inmutable: los sintes hardware tienen que ser fabricados en masa, y el número de unidades fabricadas condiciona los precios para todos: fabricantes y compradores. Más de un deseoso comprador de un determinado sinte clásico habrá esperado durante meses hasta encontrar «su chollo definitivo» en el mercado de ocasión.

Y cuando la espera acababa y el modelo perseguido aparecía en el horizonte, solían llegar las sorpresas: casi siempre, el deplorable estado de la máquina no merecía pagar un céntimo por ella en vista del coste posterior que supondrían las reparaciones o los ajustes. Y eso, siempre que al menos fuese capaz de encenderse…

Si alguna vez buscaste un modelo realmente clásico, sabrás a qué nos referimos exactamente. No es habitual ver muchas subastas de MemoryMoog en eBay, por ejemplo. Y, en una línea similar, el número de Roland Jupiter 8 que hoy cambia de manos, se está reduciendo de una forma vertiginosa. La razón de esto hay que buscarla en el paso de los años, pero también en el número de unidades que fueron puestas en el mercado.

Te sorprenderá saber que, incluso al hablar de modelos que todo el mundo conoce y ha tocado, las cifras son realmente humildes. Y es que incluso hablando de un referente mundial como Korg M1, los números de serie sólo dieron para 250.000 unidades, fabricadas entre 1987 y 1992. Y eso que dicha máquina ostenta el récord absoluto de máquinas fabricadas y vendidas, y de hecho, dio a Korg el estatus de gran marca que todavía hoy conserva. Hay una bonita historia sobre este modelo, y es que gracias a los enormes beneficios de sus ventas, los ejecutivos de Korg compraron las acciones que Yamaha poseía sobre su compañía desde principios de los años 80.

Definitivamente, hablamos de un mercado de cifras modestas. Desde las 4.000 unidades fabricadas de los monstruosos polisintes Roland Jupiter 8 y Yamaha CS-80 –dos de los modelos más codiciados–, a las 30.000 de SCi Prophet-5 ó 40.000 de Juno-106. ¿O es que alguna vez pensaste que ahí fuera sólo hubo 12.000 Minimoog? Por supuesto, a las cifras comentadas hay que restarles todas las bajas que se han ido perdiendo en el campo de batalla. Así las cosas, si tienes alguno de estos modelos, puedes pavonearte como el agraciado propietario de un objeto exclusivo…

EL RÁNKING DE LOS CLÁSICOS
Korg M1 – 250.000 unidades
Roland D-50 – 175.000 unidades
Yamaha DX7 – 160.000 unidades
Roland SH-101 – 50.000 unidades
Ensoniq ESQ-1 – 50.000 unidades
Roland Juno 106 – 40.000 unidades
Sequential Circuits Prophet-5 – 30.000 unidades
Roland Juno 6/Juno 60 – 30.000 unidades
Korg Poly-61 – 15.000 unidades
Korg Mono/Poly – 10.000 unidades
Moog Prodigy – 11.000 unidades
Moog Minimoog – 12.000 unidades
Moog Memorymoog – 3.500 unidades
ARP 2600 – 3.000 unidades
Rhodes Chroma – 3.000 unidades
Yamaha CS-80 – 2.000 unidades
Roland Jupiter 8 – 2.000 unidades
Oberheim Xpander – 2.000 unidades

Crédito Synth stack photo: 5G Tokio Shop