Sobre la superficie, Tereshkova de Analogue Solutions es muy similar al sinte Vostok de 2003. Sin embargo, Vostok ha sufrido un gran desarrollo desde aquella versión, y Tereshkova se basa en la última versión de aquél con un LFO adicional y dos VCAs más. El diseño en forma de maletín hace que las comparaciones sean inevitables, pero no pienses que Tereshkova es un clon del modelo Synthi. Es un sinte original con un sonido propio.

Tereshkova sigue un diseño semimodular, y está construido dentro de un maletín de acero muy ligero con tapa desmontable. Las conexiones se hacen mediante minijacks de 3,5mm, y la carcasa se ha diseñado para que puedas cerrar la tapa y los cables queden en su sitio. Eso es útil si debes desplazarte rápidamente mientras estás programando un sonido, aunque nos atemoriza pensar lo que pensarían en la aduana de su estilo comunista si lo intentas pasar como equipaje de mano…

Diseño de patches

Encendimos la unidad y creamos un patch básico para calentar motores. La primera impresión es que la conversión MIDI-CV es algo básica. La única salida CV para el controlador te limita a usar la rueda de modulación o la velocidad. Tampoco hay pitchbend ni postpulsación, lo cual entra dentro de la estética vintage, pero limita tu potencial rango de expresión. Sería bueno contar con un par de salidas extra para CV de tono y las señales de puerta para activar/ desactivar notas, pues queda mucho espacio libre en el panel.

Dividir las señales no es problema, pero utiliza múltiples que, de otra forma, podrían dedicarse a otro asunto. Nos gustaría ver en un sinte de esta complejidad un reloj MIDI para puertear el convertidor en la modulación sincronizada con el tempo.

‘VCO1’ ofrece salidas triangular, diente de sierra y cuadrada, y ‘VCO2’ y ‘3’ ofrecen salidas de pulso con una entrada CV para modular la anchura de pulso que crea cremosos sonidos PWM. ‘VCO2/ 3’ traen tres salidas para suboscilador: una, dos y tres octavas respectivamente por debajo del pulso. Cuando los afinas, los osciladores son estables y el tracking es consistente a lo largo de un amplio rango de frecuencias, pero la carencia de knobs para afinaciones gruesa/ fina hace que necesites tener dedos delicados para que las tres salidas queden en armonía. La ausencia de conmutadores de rango en los ‘VCO2/ 3’ significa que si deseas subir una octava (o bajarla en las ondas triangular o diente de sierra) tendrás que introducirla a mano con el control de tono. Puedes tirar del knob de afinación en ‘VCO1′ para bajar una octava, pero si haces eso te cargarás la afinación –sería mejor tener un conmutador independiente.

Analogue Solutions dice que la sección del filtro se basa en el VCF multimodo de 12dB/ octava del modelo Korg MS20, pero no suena tan áspero. Las secciones paso-alto/ -bajo están en serie, por lo que las puedes usar a la vez para crear un efecto paso-banda, pero eso significa que no hay salidas separadas para las dos secciones. Si subes el control ‘Q’ al máximo pondrás ambas secciones del filtro en auto-oscilación. Es una unidad versátil, pero al ofrecerte tres osciladores querrías tener otro filtro para obtener sonidos extraños. En el lado positivo, la modulación CV del corte del filtro es efectiva y ajustable, con efectos muy desagradables cuando la modulas con señales de audio.

Patches complejos

La versatilidad de este sinte hace que tus opciones de diseño de sonido sean increíblemente variadas. Dos de los tres LFOs modulan su velocidad por medio de una señal CV, mientras que los knobs de nivel también sirven a modo de conmutadores para invertir la señal en diente de sierra o cambiar entre ondas triangular y cuadrada. Puedes ajustar o invertir la salida de los generadores de envolvente, y hay una opción ‘repeat’ para poner la envolvente en un bucle. Además del modulador de anillo y de los circuitos sample & hold, los controles glide incorporados a cada oscilador ofrecen un buen modo de crear efectos interesantes: si añades un poco de efecto glide a un oscilador que sea igual a otro, crearás una momentánea desafinación cada vez que dispares una nueva nota. El controlador joystick es también una herramienta divertida y te da un gran control del filtro. En relación a esto último, te defraudará ver que el vúmetro que en Vostok se localiza debajo del joystick ha sido eliminado en Tereshkova.

El secuenciador de ocho pasos te da un método rápido de crear patrones, pero que el secuenciador haga un uso eficaz del espacio en el panel frontal es otra cuestión –muchos lo cambiarían por un convertidor MIDI-CV con más opciones.

La única pregunta de importancia es si las secciones que han reemplazado la matriz de pines de Vostok valen la pena. Las funciones extra mejoran mucho el alcance del sinte, pero parece algo descompensado contar con tres osciladores, tres LFOs, tres VCAs, y sólo una sección de filtrado.

Tocado, hundido

El hermano gemelo de Tereshkova se llama Vostok. Fue actualizado en 2010 y es una buena alternativa. Vostok sacrifica dos de los VCAs de Tereshkova, además de un LFO y dos juegos de múltiples para hacer sitio a una matriz de pines y un vúmetro. El sistema de routing de la matriz –usado por modelos clásicos como la gama EMS Synthi y ETI 4600– encamina varias señales a cualquier destino con sólo insertar un pin conector en la rejilla de la matriz.

El legendario ARP 2500 tenía un sistema similar con conmutadores en lugar de pines. La principal ventaja del sistema de matrices es que haces routings complejos rápida y fácilmente sin crear un confuso lío de cables. Deberás formarte tu propia opinión sobre si vale la pena sacrificar el LFO extra y los VCAs de Tereshkova por la matriz, pero la simplicidad de ese sistema es algo a tener en cuenta.

Poder modular

Los sintes semimodulares son muy flexibles, pero el equilibrio de funciones es crucial para su éxito. Todo pasa por las preferencias personales de cada uno, y Tereshkova seguramente servirá a la mayoría de usuarios por su gran número de opciones y porque proporciona resultados muy útiles –a pesar de nuestras reservas sobre sus especificaciones.

El precio puede parecer alto, pero te costaría más o menos lo mismo construir un sistema similar a partir de módulos –y una unidad compacta en forma de maletín es una gran ventaja. Sus 96 puntos de conexión lo hacen tan flexible como una gimnasta soviética, pero si prefieres la simplicidad del sistema de routing mediante matriz de pines, decídete por Vostok. Para nosotros, el LFO extra y los VCAs hacen de Tereshkova un modelo ganador.

Seguro que pasarás largas temporadas creando sonidos con esta belleza ultra-portátil.

Precio: 2.193€
Sitio web:
 www.analoguesolutions.com

Nuestro veredicto
Tereshkova ofrece toda la grandeza analógica servida dentro de un formato muy portátil

Sintetizador analógico de arquitectura semimodular Analogue Solutions Tereshkova
Monosinte analógico semimodular de tres osciladoresFiltro multimodo de tipo Korg MS20Convertidor MIDI-CV y secuenciador de ocho pasos
75%Nota Final
Puntuación de los lectores 1 Voto
94%