El modelo original de Stylophone fue lanzado en 1968, pero ha experimentado diversas reediciones a lo largo de los años -durante su historia ha encontrado a ilustres adeptos como David Bowie o la estrella Brett Domino de YouTube.

Aunque su empleo resulta muy divertido, siempre ha sido considerado más como un juguete que una máquina seria para la creación de música. Pero con la llegada de Stylophone S2 (479$), parece que la legendaria marca podría quitarse su etiqueta eminentemente lúdica.

Con el desarrollo en Dubreq por parte de Ben Jarvis -hijo del inventor del Stylophone original-, el nuevo modelo Stylophone S2 mantiene el teclado plano original de metal, aunque ahora se extiende hasta tres octavas. Su circuitería implementa un filtro variable con caída de 12dB por octava, dos osciladores VCO a base de transistores, un circuito de sub-oscilador para conseguir bajos gruesos, y un LFO provisto de ocho formas de onda con un rango de 14 octavas.

En cuanto a conexiones, dispone de una salida sobre jack de 1/4″, una entrada auxiliar que permite aplicar el filtro y el generador de envolvente sobre señales externas, una toma para auriculares, además de conectores CV y Trigger. Y como no podía faltar en ningún Stylophone, el modelo S2 incluye un altavoz interno.

El propio Ben Jarvis mostrará Stylophone S2 en la próxima edición de Winter NAMM 2013, que se celebrará en Enero en Anaheim, California.

Más info: http://www.stylophone2.com/