xwn33DIJ3r8

Tras calentar el ambiente durante semanas con vídeos, declaraciones y fotos parciales, Moog acaba de presentar oficialmente su nuevo monosinte analógico Sub Phatty con teclado semi-lastrado de 25 notas. Y lo hace a sólo dos días de la gran feria internacional Winter NAMM de Anaheim, Los Angeles (EEUU).

Su comunicado nos sorprende, porque empieza afirmando que Sub Phatty es “el más sucio de todos los sintes Moog”. Y su afirmación la basan en la innovadora sección ‘Multidrive’, que según sus palabras “añade calor y suciedad a baja frecuencia, pero cuando la subes, empieza a chillar y se muestra muy reactiva a la resonancia, el modelado de onda y el nivel de oscilación”. Tan misterioso como cautivador… esto habrá que probarlo en condiciones.

Al parecer, los ingenieros de Moog han conseguido unos osciladores muy estables (recordemos que en esta marca, todo es puramente analógico), y que prácticamente no requieren calentamiento para alcanzar sus niveles operativos. Sub Phatty incorpora dos osciladores variables con modelado de onda y un generador de ruido.

La sección de mezcla aguarda otra innovación, ya que ahí reside el sub-oscilador que “escupe” una onda cuadrada afinada a una octava por debajo del Oscilador 1. Como todo sub que se precie, puede comportarse casi como un tercer oscilador para dar grosor, o usarlo para sintetizar bajos enormes. Nos encontramos un solo LFO que alcanza frecuencias audibles (hasta 100Hz), con ondas triangular, cuadrada, sierra, rampa y muestreo & retención, junto al eterno filtro Moog en escalera que cubre toda la banda pasante de audio (20Hz a 20kHz).

En cuanto a conexiones, Sub Phatty lleva una entrada de audio para inyectar señales en su circuitería, conectores MIDI In & Out y USB, entradas CV/Gate (filtro, tono, nivel, KB Gate)…

Moog también nos habla de un editor independiente en forma de plug-in, que de estar bien programado, bien podría ser un puente alucinante entre la tecnología puramente analógica de la marca y la técnica extremadamente digital de la actualidad.

En el comunicado de presentación, refuerzan la idea de que Sub Phatty “añade una nueva voz a la familia de sintes de Moog”, que “su panel sencillo y flexibilidad para diseño sonoro dinámico suponen una conexión inusitada entre el hombre y la máquina…”, en fin, todo esto hay que demostrarlo con ondas reales.

No queremos establecer comparaciones ni paralelismos infundados, pero tenemos que decir que la maniobra de Moog con este nuevo monosinte quizá está a la zaga del enorme éxito que otras compañías han logrado con monosintes analógicos de “bajo coste”. Es el caso de Arturia con MiniBrute -pero también es cierto que Sub Phatty se sube de entrada a la franja de los 1.000 dólares en su salida.

Moog ha preparado dos vídeos (el primero en la cabecera de la noticia, el segundo más abajo), que te permitirán hacerte una idea un poco más sólida de las prestaciones de Sub Phatty. No tenemos que decirte que nos gustaría leer tus impresiones e ideas iniciales sobre este lanzamiento… porque un sinte analógico de Moog no es algo que surja todos los días.